BENITO JUÁREZ


Humilde creció Benito Juárez
jamás conoció la riqueza
ni gozó de manjares.
Quedó huérfano de niño
sin embargo, la vida dura no lo abatió
y siguió hacia adelante
viviendo con su tío
de quien aprendió
destrezas que después
a la vida aplicó.
Fue después en búsqueda
de su hermana
y fue entonces que aprendió
la importancia de la educación
y más tarde construyó
escuelas para su nación.
Un niño indígena Zapoteco
sin recursos
pero con sueños de superación,
llegó a ser abogado, juez, gobernador,
presidente y amó de corazón
a su gente y su nación.
No importan tus raíces
para ser quien en la vida;
sólo es necesario tener tu meta definida.
Mirando siempre hacia adelante
derribando trabas del camino,
lograrás todas tus metas; llévalo presente
y en cada paso encontrarás un remolino
pero no dejes que sea causa de tu derrota;
tú sigue adelante con tus sueños de niño
y camina por el mundo con sonrisa de felino.
¡Que viva Benito Juárez, héroe de México!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s